Lactancia Materna

El amamantamiento es la forma natural de alimentación de bebés lactantes y niños pequeños.

La leche materna es por si sola el mejor alimento que se puede dar a un bebé.Los recién nacidos deben estar cerca de sus madres y conviene iniciar la lactancia materna cuanto antes tras el parto.

Prácticamente todas las madres pueden amamantar a sus bebés. La producción de leche aumenta con la frecuencia del amamantamiento.

La lactancia materna contribuye a proteger a los bebés, niños pequeños y madres de muchas enfermedades.

La lactancia materna también ayuda a crear un vínculo especial entre madre e hijo.

A partir de los 6 meses de edad, el niño puede empezar a recibir una variedad de alimentos complementarios, pero la lactancia materna debe continuar hasta bien entrado el 2° año de vida como recomienda la OMS.

Una mujer que trabaje fuera de casa puede seguir amamantando a su hijo si lo hace con la mayor frecuencia posible cuando está con el bebé.

La lactancia en partos múltiples ( gemelos, mellizos, trillizos…) también es posible.

Es necesario una buena colocación y agarre al pecho para facilitar con éxito la lactancia materna. Esto garantizará que los pezones estén sanos y el bebé realizará una buena succión y quedará totalmente satisfecho.

PASOS PARA LOGRAR UNA BUENA COLOCACIÓN:

  1. Sostener al bebé ” barriga con barriga’ de manera que no tenga que girar la cabeza para alcanzar el pezón.
  2. Si es necesario sostener el pecho con la mano, hacerlo con el pulgar por arriba y los dedos por abajo, por detrás de la areola.
  3. Esperar a que el bebé abra la boca de par en par. Acercar en ese instante el bebé al pecho.
  4. Asegurarse de que el bebé toma el pezón y gran parte de la areola en la boca.
  5. Dejar que el bebé mame hasta que suelte el pecho. A continuación, ofrecerle el otro pecho; unas veces lo querrá y otras no.

La lactancia materna ha de ser a demanda. A demanda significa en cualquier momento y lugar, siempre que el bebé quiera, sin mirar el reloj, sin pensar en el tiempo.

El recién nacido necesita mamar a menudo probablemente de 8 a 12 veces cada 24 horas.

Los biberones, chupetes y “ayudas” pueden perjudicar la lactancia.

Si tienes alguna duda o problema con tu lactancia puedes acudir a nuestras reuniones quincenales que realizamos el primer y el tercer miércoles de cada mes. No dudes en participar y solicitar información o apoyo. Intentaremos ayudarte en todo lo que nos sea posible.

La hora y lugar de las reuniones lo comunicamos por nuestras redes sociales de Facebook e Instagram.